Teatro negro - TaFantastika

Teatro Negro como género

El principio del teatro negro se basa en un artificio óptico, truco del llamado gabinete negro, que aprovecha la imperfección del ojo humano, o sea que el ojo no es capaz de distinguir lo negro sobre lo negro. Sin embargo, en la práctica teatral, el truco es muy simple, ya que un actor vestido de negro resulta invisible a los espectadores cuando actúa sobre el trasfondo negro de la escena. Los objetos y los accesorios movidos por actores vestidos de negro cobran la capacidad de hacer movimientos independientes. Los objetos se vuelven portadores de la acción dramática, hasta tal punto, que igualan a los actores vivos.

El truco fundamental de la cámara negra es más que antiguo. Nació en China como entretenimiento de los emperadores. De ahí pasó al Japón y en el siglo XVIII se impuso en “bunraku”, el teatro japonés de marionetas. A finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX George MELIÉS rueda secuencias fílmicas utilizando el truco negro. En la década de los años cincuenta el juego de los accesorios de escena y del actor vestido de negro lo efectúan los marionetistas franceses de vanguardia, especialmente George LAFAYE que suele ser considerado el padre del teatro negro. Finalmente cabe recordar que el mismo truco lo utilizaron los grandes de las tablas de teatro, entre ellos STANISLAVSKI, en su famosa escenificación del “Pájaro azul”.

Sin embargo, para que el truco negro sea la base sólida de una representación teatral es preciso convertir la finalidad del procedimiento en el propósito del mismo. Dicho de otra manera, el efecto del truco no puede ser el resultado de la comunicación, sino por contrario, el punto de partida de la labor dramática. Así surge un nuevo lenguaje de escena que se ha hecho famoso en todo el mundo gracias a los artistas checos de teatro negro. Desde comienzos de la década de los ochenta el Teatro TA FANTASTIKA introduce en la poética del teatro negro un intenso trabajo de acción teatral y dramática. Empieza a utilizar algunos trucos técnicos patentados, como por ejemplo, el vuelo de los artistas en el espacio libre delante de los espectadores, la proyección en pantallas de grandes dimensiones, combinada con la acción teatral y las marionetas de tamano sobrenatural, aprovechando los componentes artísticos, como parte autónoma de la representación visual y además aplica la música y el canto vivo. Gracias a todo ello, el Teatro TA FANTASTIKA se distingue notablemente de los demás teatros negros, al haber conseguido una perfecta armonía de todos los elementos técnicos y dramáticos. El Teatro TA FANTASTIKA ofrece su originalidad tanto a los organizadores como a los espectadores.